Tu opinión sobre el libro

by 11:39 9 comentarios
Mi amigo Xavi Beltrán que acaba de leerse Educar en verde me aconseja la creación de una entrada para que podáis escribir vuestras impresiones, ideas, sugerencias, conclusiones, complementos, etc... y todo lo que tengáis que decir sobre la publicación. Pues aquí está!. Gracias por la idea Xavi! Un abrazo

Heike Freire

Pedagoga

"Quien se aleja de la naturaleza, se aleja también de sí mismo. Jamás podrá beber el agua fresquísima que mana de su fuente más íntima". Friedrich Nietzsche.

9 comentarios:

  1. A veces te encuentras en la vida con personas que te marcan. En ocasiones alguien especial te regala un libro que supone un antes y un después. Yo no sé la importancia que tendrá este libro para otras personas que lo lean pero para mí ha sido como un rayo de sol que llega, de repente, al lugar más escondido de una cueva oscura para iluminarlo. Personalmente este libro ha llegado a la esencia de mi ser. Hasta hace poco tiempo mi ilusión ha sido trabajar en un cole público para contribuir de forma directa a que este mundo cambie. Pero ahora, cuanto más leo, más escucho y más aprendo de otras personas, más me doy cuenta de que mi vida se aleja cada vez más de los centros escolares y se acerca, despacito pero sin pausas, a otro tipo de proyectos pedagógicos que podríamos denominar como "alternativos". Y leyendo este libro, como una vuelta de tuerca más, resulta que conecto con mi esencia y llego a la conclusión de que lo que quiero es acompañar el crecimiento de las niñas y los niños cerca de la naturaleza. Y este libro podría explicar por mí el porqué de mi reflexión personal. "Educar en verde" es un libro que entra por la vista nada más verlo. Su presentación es sencilla, colorida, alegre y con sólo un vistazo de la portada te sientes atrapado, a la vez que te informa claramente sobre su contenido. Su estructura, en cinco capítulos, está muy bien organizada. Su lectura, fácil y comprensible, engancha desde el primer momento. Y la bibliografía (cantidad y calidad), webs y revistas recomendadas al final son bastante completas e interesantes, proporcionando además una campo abierto para nuevos aprendizajes. El libro me ha parecido también envolvente, pues a medida que lo vas leyendo percibes cómo te vas introduciendo más y más en la naturaleza.
    El primer capítulo es más conceptual y me ha descubierto terminología desconocida por mí hasta el momento como las pedagogías blanca, negra, roja o verde, la biofobia, la biofilia o incluso el trastorno por déficit de naturaleza. De este capítulo inicial me quedo sobre todo con la idea de la necesidad innata del ser humano de contactar con el mundo natural para mejorar nuestra salud mental, física y espiritual, ya que su déficit produce la devaluación de los sentidos, dificultades de atención y elevados índices de enfermedad física y emocional.
    Del 2º capítulo me quedo con el punto que habla sobre el papel del adulto en la educación en verde.
    Continúa el libro con la inclusión también de la parte "mágica" del ser humano y nos habla de los 5 elementos (tierra,agua, fuego, aire y éter) y su relación con los sentidos y con las emociones (capítulo 3).
    En el capítulo 4 llega una de las partes más esperada por mí: las experiencias reales de escuelas bosque. Me ha llamado mucho la atención "The Living School" (Noruega). Gracias a este libro he conocido esta proyecto hecho realidad desde hace ya muchos años y que me va a servir como base de posteriores investigaciones por mi parte. Te invito Heike a escribir otro libro que profundice en todas estas experiencias para que también las podamos disfrutar en España. A mí me encantaría participar en alguna de ellas.
    Y el último capítulo me ha sorprendido porque trata un tema habitualmente tabú en educación, la muerte, pero que Heike trata de forma acertadísima a mi parecer. Y descubro también en esta parte final "La carta de la Tierra".
    Y para acabar, quiero manifestar que todavía conservo, como si de un niño se tratara, la capacidad de maravillarme. Y eso precisamente es lo que me ha sucedido leyendo este libro, maravillarme...
    "Educar en verde" ya ocupa un lugar privilegiado en mi biblioteca particular. Os animo a disfrutarlo...
    Muchas gracias Heike.
    Xavi Beltrán

    ResponderEliminar
  2. Solo en mis sueños he imaginado una escuela como la de Cathy Bache; absolutamente maravillosa!!
    Soy educadora en P1 i P2 y tu libro es la constatación de que existe una educación feliç y tranquila, en donde los peques no vayan como cabras sin sentido alguno y que vayan todo el dia a toque de pito(yo me enfado mucho con los padres cuando entran por la puerta a recogerlos y la primera palabra es" au venga corre que tenemos que ir allí, allá hacer akello...) Grrrr!! Muchas gracias Heike... por un fin de semana esperanzador!!! Alba

    ResponderEliminar
  3. Querida Alba, me alegro mucho que te haya gustado el libro. Creo que muchos educadores sois sensibles a la necesidad de naturaleza de los niños y todo lo que ello implica: respeto a sus ritmos, a sus necesidades...
    Te animo a introducir pequeños cambios en tu clase, en tu escuela, y a compartir con la pequeña comunidad que estamos creando tus dificultades y tus alegrías.
    Un fuerte abrazo
    Heike

    ResponderEliminar
  4. Desde el Grupo de Juego en la Naturaleza Saltamontes quisiéramos felicitar muy sinceramente a la autora de “Educar en verde”, un oportunísimo libro para todas aquellas personas del ámbito hispanoparlante que estamos interesadas en (re-)conectar a nuestros hijos con la naturaleza. Con un lenguaje sencillo, pero riguroso, Heike Freire revisa la literatura más relevante sobre este tema que ya existe en otros idiomas. El libro arranca explicando nuestra relación actual con la naturaleza, cada vez más ajena a nuestras vidas, en aras de una seguridad y comodidad mal entendidas. Argumenta la autora a continuación los beneficios que supone el contacto de los niños con la naturaleza, tanto para su salud mental como física, y sugiere en los siguientes capítulos cómo fomentar o recuperar ese contacto. Plagado de referencias, enlaces y direcciones de interés, se trata de una fuente de información fabulosa para todo aquel interesado en recuperar valores, herramientas y experiencias de aprendizaje muy enriquecedoras para los niños y para la sociedad en su conjunto. Para nuestro colectivo, un proyecto pedagógico en la naturaleza para niños de 3 a 6 años, no pudo llegar esta publicación en mejor momento y se ha convertido sin más dilación en nuestro libro de cabecera.

    ResponderEliminar
  5. Buenos dias Heike!
    Soy Alba y me gustaria saber si me pudieras ayudar con n temita...GRACIAS!!!
    Te explico, hay una compañera de la Llar que le han diagnosticado a su hijo TDHA(creo que de forma precipitada, ahora a qualquier niño un poco movido e inquieto le encasquetan la etiqueta de "es en tdha" però bueno yo no soy psicóloga) y me gustaria provar de hacer varias sesiones con él llevándolo al bosque.He bscado por internet las pautas, un poco de metodologia, que papel juego yo... y no he encontrado nada.Me gustaria, si es possible que me guiaras un poco!Si hay algun libro, algun antecedente...
    MUCHAS GRACIAS Y FUERTE ABRAZO
    ALBA

    ResponderEliminar
  6. Hola Alba! Precisamente estoy preparando para Cuadernos de Pedagogía un dossier sobre la hiperactividad que saldrá en el mes de enero. Hay un artículo introductorio mío y 6 experiencias de diferentes enfoques y formas de trabajar con estos niños, alternativas a la medicación y al entrenamiento conductual. Me parece que tu idea de llevarle al bosque es estupenda. A parte del mío, no conozco ningún libro que dé pautas específicas sobre qué hacer con los niños en el campo, pero yo en tu lugar simplemente le permitiría jugar libremente, dentro de unos límites mínimos de seguridad y respeto que podéis definir juntos. En mi libro hay también algunas ideas de actividades para hacer en el campo, pero es mejor que dejes que sea él quien toma la iniciativa de los juegos y que tú le sigas si te apetece, aunque en ocasiones también puedes proponer cosas. Un aspecto importante es la frecuencia de las salidas. Según las investigaciones es mejor que sean diarias o semanales, incluso aunque sean cortas. Y de verdad, no hay mucho qué hacer, sólo permitirles ese contacto con el mundo natural, a su ritmo, a su manera, y dejar que la naturaleza actúe... Si puedo ayudarte en alguna otra cosa aquí estoy y no dejes de comentarnos cómo va la experiencia, si ves progresos en el chaval etc. Un fuerte abrazo Heike

    ResponderEliminar
  7. Tengo el libro en mis manos!
    Esta noche lo devoro!!!
    Gracias
    Carme Cols
    www.elsafareig.org

    ResponderEliminar
  8. Hola Heike!! soy Alba, como va todo?
    Llevo dos sessiones con Nil i su madre me ha comentado que està más relajado y comprensivo con su hermano!!!! ÉS GENIAL!!!! aunque aun es pronto, parece que vayamos `por buen camino!!
    Nil se lo pasa en grande hemos escondido tesoros de la naturaleza, hemos hecho una cabañita, hemos hablado un poco sobre el antropocentrismo( el hombre no és el centro del universo...)formamos parte de un todo.... es muy enriquecedor los dos estamos muy agusto!
    Este jueves lo quiero llevar a ver uns alsina centenaria preciosa y que te puedes colgar como un mono... seguro que le encanta!!! y asi trabajaremos un `poco la union naturaleza-hombre a ver que siente cuando le de una abrazo o cuando escuche sus hojas al viento, o cuando se de cuenta que no se cae porque el arbol lo sostiene...
    Ya te seguiré contando Heike i muchas gracias por el empujon!!!
    Alba

    ResponderEliminar
  9. Hola Alba, muchas gracias a tí por compartir tu experiencia con nosotras y por ayudar al pequeño Nil a vivir más saludablemente.
    Por favor, no dejes de contarnos tus experiencias.
    Un fuerte abrazo
    Heike

    ResponderEliminar