¿A donde vais hoy?

by 14:40 0 comentarios

Feli, una de las participantes a mis cursos sobre educación verde, me ha enviado este precioso texto que me gustaría compartir con vosotras. Un abrazo y muchas gracias a su autora.

Este año, al igual que hicimos el curso pasado, hemos estado saliendo del cole aunque sea solo una hora a la semana. Aunque nuestro cole este ubicado en una ciudad, estamos rodeados de naturaleza; tenemos la suerte de estar muy cerca tanto del mar, como de la montaña. ¡Pero a la vez están tan lejos! Porque ¿cuánto tiempo nos dedicamos a disfrutar de nuestro entorno natural?

Además de las salidas escolares que con el grupo se realizan, el curso pasado comenzamos a salir los dos solos con el objetivo de conectar con la realidad los centros de interés que los compañeros trabajaban en el aula. En ese primer momento buscábamos que lo que aprendiera Aitor fuese práctico y real: el camino de casa al cole, la numeración de los portales, los pisos de las casas, los edificios de servicios del barrio, los parques de alrededor, los autobuses y trenes del barrio, las tiendas de animales, elementos naturales del barrio, pequeñas compras en comercios, oficios en la calle, etc. etc.

Estas salidas, fueron muy interesantes para preparar y adaptar materiales de trabajo y para aprender a desenvolverse en la calle, Pero… Aitor tiene serias dificultades para tomar la iniciativa así como para relacionarse, comprender y comunicarse con el entorno. Manifiesta un nivel de dependencia muy alto con respecto a las personas que le rodean y un “yo” muy débil. Nosotras ponemos los objetivos, nosotras organizamos las salidas, nosotras decidimos qué es interesante y qué no, nosotras lo sacamos a la calle y nosotras decidimos a donde. Sin embargo las preguntas que surgen son:¿Qué es lo que a él le interesa? ¿Qué quiere? ¿Qué le gusta?

En la adaptación curricular que se tramitó para Aitor se hizo constar esta necesidad y en base a ello han variado algunas dinámicas de trabajo y cada vez más, negociamos la actividad a realizar. Pero en un curso “Educar en verde” en el que participé, Heike Freire me propuso cambiar de punto de vista y trabajar el contacto con la Naturaleza. Así que ahora salimos “sin objetivo”; salimos simplemente a pasear. Ahora soy yo quien se desplaza según lo que él “dice” o hace. Vamos al parque y él expresa desde el movimiento, su deseo. Cuando comienza a construir una acción, respeto su actividad, su ritmo y sus gustos.

Y en eso estamos. Después de mirar el horario y menú del día, informamos de nuestra de salida y de la hora de vuelta al cole. Le gusta ir al parque y jugar a “palos” y “hojas”. Las primeras veces pasamos bastante tiempo en los juegos de parque que hay en la entrada, pero ese tiempo se ha ido acortando y ahora vamos directamente al “prado”. Comenzó buscando palitos y a lanzarlos después a los troncos de los árboles. Eso se convirtió en juego.

En Otoño el juego se transformó y adquirió un nuevo objetivo: tirar las hojas que aún estaban en los árboles mediante el lanzamiento de ramas. Los lanzamientos han ido mejorando tanto en fuerza como en acierto y puntería.

Cuando con el Invierno los árboles se han ido desnudando, el juego va variando y transformándose. Ahora golpea, lanza, arrastra, desplaza, les quita las ramitas y en todo este proceso mira, busca, cuenta, compara, selecciona, observa, ejercita, calcula, escucha, ríe… y se mancha. Al comienzo no le gustaba mancharse las manos, pero cada vez lleva mejor esa “suciedad” y espera hasta la llegada al cole para limpiárselas.

El juego sigue adelante y seguro que irá evolucionando y variando. ¿Hasta dónde? ¿Hasta cuando? Yo no lo sé y él tampoco, pero es una actividad que realiza con gusto y autonomía. Además, el corto camino que tenemos entre el cole y el parque, nos facilita el conocimiento de otros centros de interés: los perros, todo tipo de vehículos, los parkings, las obras y sus maquinarias, las tiendas, los carteros, repartidores y todo tipo de personas que trabajan y pasean en esa calle. Con estos centros de interés estamos elaborando nuestra pequeña “enciclopedia”.

El Invierno esta siendo muy duro, pero esperamos que con la Primavera, la naturaleza sea más benévola con nosotr@s y nos permita seguir jugando y creciendo con mayor alegría entre el parque y la playa.

Feli Barrenetxea

Heike Freire

Pedagoga

"Quien se aleja de la naturaleza, se aleja también de sí mismo. Jamás podrá beber el agua fresquísima que mana de su fuente más íntima". Friedrich Nietzsche.

0 comentarios:

Publicar un comentario